Etiqueta: Dibujos animados

WINX CLUB

Semáforo ROJO

Si alguna vez os encargan un listado de todos los tópicos y estereotipos de género, especialmente los a día de hoy considerados desfasados, ahorraos el esfuerzo, porque Winx Club ya lo ha hecho por vosotros.

De hecho, las alarmas del filtro de género sonaron tan alto que miramos por curiosidad la fecha, pero resulta que es de 2004, así que tampoco es tan vieja, si bien es cierto que no es lo bastante moderna como para haber cuidado mucho más el detalle de los topicazos de género y románticos.

Si le quitáramos ese detalle, la serie no está del todo mal, hadas y magia con mucho mensaje de paz y amor, incluso detalles ecológicos, pero ya decimos que salen cosas como que una chica le diga a su chico que no tiene que luchar por recuperarla, que ella ya es suya, amén de todos los roles y estereotipos tanto buenos como malos que puedas imaginar (y estética muy “Barbie”, ellas todas muy delgadas y ellos todos muy cachas). Lo entenderíamos por ejemplo en un anime para chicos como Los 7 Pecados Capitales, pero no en una serie supuestamente de ensalzamiento del “girl power” y de empoderamiento femenino. Es un poco lo que le pasa a H2O – Las Sirenas de Mako.

Por lo demás, lo único negativo sería algo de violencia y combates, así que la serie sería aceptable, y además es relativamente larga, pero el filtro de género nos lleva a ponerle el semáforo rojo.

WAKFU

Semáforo ROJO

Esta reseña nos cuesta, porque en redacción Wakfu nos gusta mucho. Lamentablemente, no pasa los filtros y no la podemos recomendar para peques.

Es una serie de fantasía heroica con un dibujo muy vistoso (la música le falla un poco) que quizá llame la atención de nuestros peques, y aunque las historias no es que sean especialmente peligrosas, tiene varios detalles que nos llevan a ponerle el rojo.

Para empezar, los personajes son auténticos estereotipos (estilo juego de rol, al fin y al cabo está basada en un videojuego), por lo que el filtro de género es el primero que no pasa. Mucho tópico y frasecita que insiste en los roles de género, con bastantes referencias y situaciones sexuales.

Después vendría la violencia típica de una serie de esta naturaleza, un vocabulario algo confuso ya que al ser un mundo imaginario crean gran cantidad de términos para todo (y no siempre explican lo que es cada cosa), y finalmente la trama principal, una historia sólida y atractiva pero cuyos detalles pueden perderse al irse dando poco a poco y en pequeñas dosis que no siempre estarán claras para los más peques.

Así que lo dicho, nos gusta mucho pero no podemos recomendarla. Cuando crezcan un poco la cosa cambiará.

STAR CONTRA LAS FUERZAS DEL MAL

Semáforo ROJO

Una princesa adolescente de otra dimensión hereda la varita mágica de su madre, y dado que no es precisamente una princesa Disney típica no hace más que causar problemas, por lo que es enviada a la Tierra para practicar. Allí conoce a un chico terrestre (con el que lógicamente con el tiempo habrá amor), y a partir de ahí empiezan una serie de alocadas aventuras (al principio autoconclusivas y poco a poco cogiendo un hilo general que va continuando de un episodio a otro).

Nos recuerda mucho a Hora de aventuras, por lo que si bien la vemos entretenida para adolescentes, desde luego no para peques. De ahí el semáforo rojo.

Para empezar, muchas historias, situaciones y diálogos son una auténtica paranoia, por lo que tratar de seguir la trama puede resultar complejo para los peques. Después tenemos un buen puñado de tópicos, aun teniendo en cuenta que los protagonistas pareciera que tratan precisamente de romper estereotipos. Y no olvidemos que cuenta con bastantes dosis de violencia, dando la impresión en ocasiones de que incluso se banaliza.

Finalmente, hay algo que para algunos será bueno y para otros malo. Nosotros no opinamos, simplemente lo indicamos, y es que esta serie tuvo cierta fama y polémica por presentar al primer personaje bisexual de una serie de dibujos de Disney.

SHERLOCK YACK

Semáforo VERDE

El detective Sherlock Yack y su joven ayudante Hermione resuelven los casos que van apareciendo entre los distintos animales del zoo.

Aunque de vez en cuando alguno de los personajes tiene una personalidad poco recomendable, los contenidos en general son bastante inofensivos, y nos parece muy positivo el introducir a los peques en el razonamiento deductivo.

Y es que si bien las series que intentan involucrar al espectador vivieron su época dorada con Dora la Exploradora y similares, esta vez se limitan a presentar las pistas, y dejan un tiempo para que seas tú quien resuelva el caso, con lo que la serie no se limita a contarte la historia, sino que intentan que participes a base de pensar y razonar.

MÍA Y YO

Semáforo VERDE

Tras unos días de vacaciones, volvemos a la carga. Esta vez con la historia de una adolescente que tiene un libro mágico que le permite transformarse y viajar a un país de seres fantásticos, donde además es la única capaz de hablar con los unicornios.

Hay una doble trama, la historia del mundo real (la serie transcurre en Europa, por cierto), y luego las aventuras en el mundo de fantasía de Centopia, más de historias autoconclusivas.

Con de momento tres temporadas (incluido cambio de la actriz protagonista en la tercera), en general está bastante cuidada, y aunque hay algún estereotipo y están las moralinas de rigor, pasa los filtros.

BARBIE DREAMHOUSE ADVENTURES

Semáforo ÁMBAR

La familia de Barbie, a la que ya hemos podido «disfrutar» en alguna «película» (atentos porque en breve aparecerá la guía de animación, con de momento casi 300 películas debidamente comentadas), viviendo situaciones no tan habituales ni realistas como en la serie se pretende hacer ver. Incluso el capítulo del «hada del tejado» puede hacer que algún peque descubra que muchas de esas cosas mágicas en las que cree en realidad no existen.

En un tono muy actual, con Barbie en plan youtuber y todos los dispositivos y cacharritos que te puedas imaginar (que hay que pedírselos luego a los papis), la serie está relativamente cuidada para que no salga nada «reprochable», de manera que los problemas que le vemos no están tanto en las historias como en el trasfondo, en los roles que se ven, que son completamente tradicionales y están llenos de tópicos. Y luego está el consumismo «velado», ya que por un lado todo son productos a la venta, y por otro muestran un tren de vida al alcance de no demasiadas familias. Además, no esperéis ver a nadie gordo. Ni feo. Ni sin una perfecta sonrisa profident.

Por tanto, y pese a que en redacción la mera palabra «Barbie» nos causa tiricia, hemos intentado ser lo más objetivos posible y le hemos puesto el semáforo ámbar, ya que si bien la serie pretende ser moralizante y se ha vigilado que sea políticamente correcta, es cierto que es un «políticamente correcta USA», por lo que lo hace desde unos valores y estereotipos que a día de hoy muchos podrían considerar obsoletos o pasados de moda.

Al menos mientras siga el Netflix el riesgo estará controlado.

NODDY

Semáforo Verde

En un mundo de juguetes, un detective ayudará a nuestros peques a iniciarse en los procesos del razonamiento lógico con pequeñas intrigas bastante inocentes. No se le ve nada especialmente malo quitando algunos tópicos de algunos juguetes concretos, así que en principio parece una serie bastante recomendable.

LOS OSOS AMOROSOS Y SUS PRIMOS

Semáforo VERDE

Como unos cuantos osos con poderes en la tripa y siempre de buen humor no eran lo bastante empalagosos, acuden sus primos para que además de osos pueda haber elefantes, leones, etc. Es en el mismo universo y sigue la misma tónica de Los Osos Amorosos, así que tenemos capítulos de unos 20 minutos bastante cuidados, educativos, moralizantes, y que tratan de ayudar a nuestros peques no solo con situaciones relativamente habituales sino también en cuanto a sus emociones.

Incluso los malos son razonables y aprenden, así que en principio la serie pasa los filtros.

EL PEQUEÑO REINO DE BEN Y HOLLY

Semáforo Verde

Duendes y hadas (y ocasionalmente alguna otra criatura mágica) en un mini reino de fantasía en el que los humanos rara vez aparecen. Es muy fácil de seguir y entender por los peques y en principio no se le ve nada especialmente criticable, aunque si te quieres poner “especial” siempre puedes sacar alguna crítica, tipo el hecho de que haya reyes y súbditos y tú eres un antimonárquico recalcitrante o algo así.

Es especialmente útil si eres de los que intentas dar una educación bilingüe a tu prole.

Minami3000 en Facebook
Minami3000 en Twitter
Follow Me
proyectominami3000@gmail.com
Minami3000 en Instagram