Mes: mayo 2020

ROBLOX

Semáforo ROJO

Roblox es en realidad una página/sitio/aplicación donde se aglutinan una gran cantidad de juegos. Seguro que si te pones a buscar al final encuentras alguno constructivo y/o educativo (por ejemplo, uno llamado Adopt me es en esencia un Tamagotchi actualizado), pero todos los que nos han dicho, comentado, o que hemos visto, eran de índole violenta (por ejemplo Piggy), la mayoría además con escenografía sangrienta.

A eso se añade el nulo control, porque aunque hay mucho texto muy bonito con mucho aviso a padres y mucho blablabla, el caso es que hemos comprobado de primera mano que no hay ningún tipo de comprobación respecto a la edad que pones al darte de alta/registrarte (necesitas hacerlo si quieres jugar).

Aparte, para tu avatar/personaje hay un montón de opciones de personalización, algunas gratis, pero otras cuestan dinero del juego (robux), que se puede obtener jugando pero también comprándolo con dinero real, una opción peligrosa en manos de peques porque para jugar necesitas estar conectado a internet.

También hay que decir que el juego requiere equipos relativamente potentes. Hemos probado en móviles, tablets y ordenadores (aunque no se puede usar en Linux), y hemos visto que en equipos de ya algunos años sin una tarjeta gráfica decente y dedicada, las transiciones suelen ser lentas y los personajes se mueven casi a saltos. En equipos modernos no habrá ningún problema (o no debería).

Si añadimos que la opción de chat está muy activa, y que por tanto cualquier jugador puede en principio ponerse en contacto con otros (hay opciones de seguridad, pero de nuevo nos inspiran poca confianza y de hecho ha habido varias denuncias de acosos a menores o incluso de personajes haciendo «cosas» a otros en el propio juego, a nosotros mismos, en uno de los juegos más inocentes, alguien por el chat nos propuso dormir en su casa (ignoramos si se refería a la casa del juego o la cosa iba más allá)) queda clara la razón de que al tan popular entre muchos jóvenes Roblox le pongamos un bonito semáforo rojo. Quizá se pueda probar a jugar tú con tu prole para así interesarte por lo que les gusta, parecer más enrollado y todo eso, encontrando algún juego aceptable, pero desde luego para dejarlos solos no lo recomendamos ni por asomo.

LA CASA DEL RELOJ EN LA PARED

Semáforo ÁMBAR

Aunque indudablemente tiene al público infantil como objetivo, esta película de 2018 y de carácter fantástico tiene algunas cosas que nos hacen dudar. Nos cuenta cómo un niño cuyos padres acaban de morir se va a vivir con su peculiar tío, que resulta ser un mago.

En la parte buena tenemos el, pese a todo, final feliz, y además es una historia que se puede utilizar para analizar las relaciones de nuestros hijos con sus amigos, ya que hay un personaje que en un principio parece bueno pero que luego se descubre como hipócrita, interesado y superficial. También se puede tratar el bullying o el segregar según seas o no “guay”. Para terminar, refuerza la idea del ser fiel a ti mismo, aunque seas “diferente” y el no encajar pueda ocasionarte problemas.

En la parte mala, los más pequeños y/o sensibles quizá no se sientan cómodos con el hecho de que varios familiares de los protagonistas hayan muerto, o con algunas escenas “tensas” o “de miedo” del film.

Sin embargo, no hay nada que realmente haga saltar nuestros filtros más allá de algo de violencia, es simplemente la impresión de que a algunos peques podrían no acabar de gustarles ciertos momentos de la película.

Salvando las distancias, podría compararse con Harry Potter: Un niño normal que de pronto descubre el mundo de la magia y acaba teniendo que lidiar con un malo muy poderoso. Si tu peque llevó bien la primera y segunda películas del famoso niño mago, esta debería ser apta, ya que es muy del estilo.

LA OVEJA SHAUN

Semáforo VERDE

Con animación «tipo plastilina», esta ingeniosa oveja irá viviendo aventuras cada vez más disparatadas en su granja. Su formato es de episodios cortos.

No tiene ningún tipo de diálogo más allá de ruidos y gruñidos, y las historias son bastante simples, así que apenas podemos ponerle como pega que conforme van pasando los capítulos y van siendo necesarios nuevos personajes y situaciones, en ocasiones salen individuos poco recomendables o algún chiste de índole sexual o bien muy estereotipado. A veces hay detalles que más parecen para adultos que para niños.

También estaría el hecho de que muchas veces el humor es a base de golpes y porrazos.

Sin embargo, salvo algún detalle puntual que puede no resultar adecuado, en general creemos que es una serie bastante llevadera que tendrá entretenidos a los peques, si bien no van a sacar demasiadas enseñanzas ni demasiado moralizantes. Es simplemente para pasar el rato.

Minami3000 en Facebook
Minami3000 en Twitter
Follow Me
proyectominami3000@gmail.com
Minami3000 en Instagram