Etiqueta: ÁMBAR

PAT EL PERRO

Semáforo Ámbar

Con muy pocos diálogos, son capítulos cortos en los que normalmente Pat debe proteger/rescatar al gatito de su dueña de múltiples peligros (habitualmente en forma de los pájaros o del perro del vecino).

Si bien es una serie claramente infantil, el hecho de que haya tanto golpe y violencia (es un poco como los Looney Toons, que vale, son dibujos infantiles, pero el Coyote siempre acaba en el fondo de un barranco) nos lleva a ponerle el cartelito de ámbar. Por lo demás es aceptable, sin moralinas ni situaciones didácticas, entretenimiento puro y duro.

LA ESPADA LEAL

Semáforo ÁMBAR

Y otra del universo de Canción de Hielo y Fuego (vulgarmente conocido como Juego de Tronos). Un cómic que continua las aventuras de El Caballero Errante.

De nuevo es como lo que podemos encontrar en los libros, pero acostumbrados a centrarnos en los grandes señores, reyes y personajes, viene bien una historia de señores menores, de pequeñas andanzas de las que los bardos no cantan, aunque de nuevo con trasfondo que viene de lo que podemos leer en Fuego y Sangre.

Sigue siendo un cómic, así al igual que con el anterior todo está bastante suavizado, y lo peor es que en algunos momentos la historia se puede enrevesar un poco cuando empiezan con las implicaciones y los requisitos y demás zarandajas, así que también le colocamos el ámbar.

EL CABALLERO ERRANTE

Semáforo ÁMBAR

Recientemente hemos superado dos marcas, y es que desde que nacimos en el Día del Padre hemos tenido más de 500 usuarios y más de 2000 visitas a la página, así que lo celebramos incluyendo una nueva categoría: Tebeos.

Para ello seguimos con el universo de Canción de Hielo y Fuego (vulgarmente conocido como Juego de Tronos). En esta ocasión vamos con un cómic, cuya trama además tiene lugar poco después de donde se quedó Fuego y Sangre.

La historia es la que podemos esperar en cualquiera de los libros. Cuando un viejo caballero errante (andante, que sería aquí) muere, su escudero decide simular que lo nombró caballero y apuntarse a una justa para conseguir fama y dinero. La cosa se complica cuando en dicha justa aparecen caballeros de la más alta cuna, incluidos príncipes Targaryen.

Aunque tiene los mismos ingredientes que los libros, está todo bastante suavizado, no hay desnudos ni violaciones, y la violencia y la sangre están rebajadas al estar dibujados. Sí que hay un par de situaciones injustas y algo de lenguaje fuerte, pero la cosa ya está a un nivel razonable.

Sin embargo, sigue habiendo un montón de personajes y un poco de lío en las implicaciones de determinados actos, así que le ponemos el semáforo ámbar y dejamos la decisión en otras manos.

ALPHA

Semáforo ÁMBAR

Caso raro. Es básicamente Cómo entrenar a tu dragón pero cambiando «dragón» por «lobo» y en imagen real, así que se pensó que era totalmente apta para niños y que les encantaría la historia de cómo se hacen amigos el joven y el lobo (se supone que va de eso, de la primera vez en la que un ser humano y un animal salvaje se hicieron amigos, naciendo así la primera mascota), pero tras ponérsela a nuestro banco de pruebas nos hemos encontrado reacciones muy negativas, al punto de no terminar el film.

Analizando, solo se nos ocurre que sea por la crudeza de la imagen real, porque sale sangre y el lobo da algo más de miedo, aparte de porque sale alguna muerte, o quizá por las situaciones “angustiosas” que vive el protagonista, ya que a la película ciertamente no le encontramos nada malo más allá de que como tiene lugar hace 20.000 años los cazadores son hombres y las mujeres se quedan en el poblado, pero por lo demás, la violencia de las escenas de caza y ya.

Así que lo dicho, en principio no le vemos nada criticable, pero no ha pasado la prueba del visionado por parte de nuestros peques, por lo que dejamos la decisión en vuestras manos dado que al fin y al cabo nuestros conejillos de indias son escasos como para considerarlo una muestra suficientemente amplia y variada y por tanto representativa.

PRODIGIOSA: LAS AVENTURAS DE LADYBUG

Semáforo ÁMBAR

Se estrena la nueva temporada, así que llega el momento de darle un repasito a la serie que ha dado lugar a muchos de los disfraces infantiles de estos recientes carnavales.

Aunque indudablemente tiene puntos a favor (como tener una protagonista fuerte y con carácter o el tratar ciertos temas bastante del día a día actual), para el rango de edades en el que nos movemos todavía parece excesivamente pastelosa, demasiado centrada en los amoríos entre personajes (cuando a estas edades muchos todavía ven eso bastante lejano). Además también tiene el inconveniente de ser de las que resuelve los problemas a golpes (al fin y al cabo, se supone que es una serie de superhéroes, ya que Ladybug y Cat Noir se dedican a solucionar los problemas que crea el en apariencia malvado Lepidóptero).

Todo hay que decirlo, el que una serie no sea estadounidense por aquí siempre será un punto a favor, y se agradece que los fondos y trasfondos sean europeos (la serie transcurre en París, donde entre otras cosas se puede ver Notre Dame, tristemente de actualidad), mucho más cercanos a nosotros que los de allende los mares.

Pese a todo, el pasteleo romántico y el tema de edad nos lleva a ponerle el ámbar y dejar la decisión en otras manos. Quizá para preadolescentes sea más adecuada, pero para peques mejor ser prudentes.

UNA CASA DE LOCOS

Semáforo ÁMBAR

Nos cuenta las aventuras de una familia en la que un único hijo convive con 10 hermanas (y sus padres, claro). Esto supone que estén presentes absolutamente todos los estereotipos imaginables (la empollona, la animadora, la princesita, la gótica, la barbie, la deportista…), algo que, si bien en principio no nos gusta mucho por el encasillamiento que supone, al menos al tener a todos los arquetipos juntos se puede considerar que se complementan y neutralizan.

Además, como buena serie yanky tira de moralina final bastante a menudo, aunque trata temas bastante actuales que permitirán tener una charla o dos con vuestros hijos (impagable el capítulo de la dependencia de los dispositivos digitales conectados a internet).

Sin embargo, detalles como que el mejor amigo del protagonista tenga dos papás, que para algunos será un gran avance en aras de aprender tolerancia desde pequeños y para otros será una aberración adoctrinante, hacen que no podamos decidirnos y estrenemos la categoría de “ámbar”, es decir que cada cual opine, juzgue y decida según su propio criterio.

« Página anterior
Minami3000 en Facebook
Minami3000 en Twitter
Follow Me
proyectominami3000@gmail.com
Minami3000 en Instagram